Gastroruta: tortas de colorao

Para los habitantes de la comarca del Alto Palancia, tanto habituales como ocasionales, las tortas de colorado son un producto de lo más habitual.

Pero para los que la desconocéis, se trata de una auténtica delicia; son unas finísimas tortas del tamaño de un plato de postre, de masa crujiente de pan, aceite, sal y pimentón dulce.

En Segorbe es un clásico para la merienda de los niños, y en mi familia vamos un poco más allá y la disfrutamos en el aperitivo, acompañando quesos, fiambres y jamón.

Aunque la receta es secreto de los panaderos, mi opinión como catadora y fan incondicional, es que las mejores son las del horno de La Catalineta, en la calle Julio Cervera n°18, porque son crujientes, y tienen un perfecto punto de sal y pimentón, lo que las hace insuperables.

Así que al afortunado que le toque la casa del sorteo de Lotohome puede disfrutar de éste sencillo manjar todos los días del año.

Es como si el arquitecto alemán Mies Van der Rohe se hubiera inspirado en ella cuando dijo su mítica frase: “menos es más”. Así es la torta de colorado, grande en su sencillez.